Running girl.

large

Tengo una amiga que confieso no soy yo misma, porque si fuera yo, el truco dejaría de funcionar, que sale a correr cada noche con el único propósito de atodoloquedá con los maromos.

Es decir, sale a ligar a destajo y simula ser la reina de las carreras populares nocturnas. Se aplica su golpe de rímel del bueno, del caro, del que le aguante y literalmente y fiel a la publicidad engañosa, no se le mueve ni una pestaña; su flash iluminador potente con más brillo que el escaparate de  Swarovski y  su crema a base de bótox y colágeno que ya puede menearse y hacerse el triatlón todo lo que quiera que tal cual la laca de la Reina de Inglaterra, allí no se  mueve ni una pata de gallo. Vamos que yo en su misma circunstancia salgo tan mona tan limpia y vuelvo hecha un troll, igual de fofa, sudada y para colmo, más doblada que una alcayata.

Yo me compro tacones, ella, se compra conjuntos de licra, apretados, el último grito en look casual reventón a lo Central Park que para eso ella es bloguera, que “desprendo feromonas”, me dice, porque eso es el deporte llevado al último extremo y la búsqueda del verdadero amor. Las pulsaciones se le elevan a la máxima potencia cuando se le cruza uno de los buenorros, ella pone a prueba su inteligencia emocional y los tiene clasificados por camisetas de colores, el de verde, el de rojo, el de los shorts amarillos, o por impulsos sexuales en el momento del feroz encuentro, que vamos, mas maromos que ni en la base de datos de unas olimpiadas.

Al final siempre conoce a uno, o dos, o tres, el caso es rentabilizar la carrera y conseguir la marca establecida, es una it girl runner y no hay corredor que se le resista.

A ver, que eso es buscarse la vida y lo demás son tonterías que yo el único momento que me pongo a correr es cuando paso por la puerta del gimnasio pero para no entrar. Y que cada uno se monta la película como quiere, y que al fin y al cabo, el amor dura, lo que dura una carrera y ademas de noche  y aunque sea a base de taquicardias. Tal cual.

Podéis seguirme a traves de Twitter @nomentiendas y fan page Facebook, pulsar aqui.

 

Estilismos del verano.

beach-blue-bokeh-carefree-Favim_com-594131

Por fin ha acabado el verano y por fin han acabado sus estilismos, porque si ya de por si es una época sudorosa, incomoda, donde abundan bichos voladores y llena de neumonías a causa de aires acondicionados , el verano si algo nos deja es una sensación confusa acerca de lo que el ser humano tiene en su cabeza de la idea del buen vestir y de sus costumbres populares.

No hay un buen verano que se tercie sin por supuesto la inauguración del uniforme oficial de todo maqui estival que se luzca por cualquier pueblo, incluida sus fiestas y alrededores, ciudad desierta o rincón escondido de esta nuestra querida España.

Pero, ¿qué factor influye en esta transformación física que sufre toda la especie humana,( hombres y mujeres y viceversa),que hacen que saquemos lo peor de cada uno y que nos deja tan bellas estampas?

Para empezar, esos pinrreles que todo el mundo luce con orgullo y garbo,esas uñas interminables y esos talones tan desgarrados ellos como los sentimientos que te producen al observarlo. Por favor una campaña mundial de pedicura, aquí lo siento chicos sobre todo masculina, que nos devuelva la dignidad humana, que hasta los hay con más pelos en los dedos que en la coronilla…

O esos modernos  varones anónimos, orgullosos de serlo dándolo todo y que como uniforme del verano, os diremos las féminas de este país, que, para nosotras no es necesario que tengamos que ver vuestros músculos y vuestros pelos y olamos su olor con camiseta de tirantas si no es estrictamente en vuestra zona acotada que es la playa, fuera de ella y por supuesto en la ciudad menos.

Hay un estilo muy definido que no sé cómo definirlo, que consiste en la misma camiseta del párrafo anterior, conjuntando con unos pantalones de cuadros por supuesto piratas y con lacitos, mas unas chanclas de dedo que a la fuerza al andar, debe arrastrar tipo kush kush sonido gutural si no, no son válidas, a esto sumarle la “no pedicura nunca jamás masculina”, y como complemento ideal que nunca falte, mariconera de bandolera. Es tipo medio futbolero, pero peor. Ósea, anti morbo.

Y ya por fin, como broche de oro a esta pasarela estival, la de cualquier comensal de piscina comunitaria o de chiringo barato se preste, ha lucido en algún momento de estas nuestras vacaciones  es esa imagen enigmática tan sensual tan provocadora que nos dejan los devoradores de sardina a pecho descubierto sin camiseta cual lobo hambriento sentado al lado tuya, por favor, que los pelos vuelan y puede aparecer en mi plato de ensalada, cubriros las vergüenzas algunas damas os lo agradeceríamos. Se me abren las carnes al recordarlo.

Me piro que llego tarde, que como aun me dura el moreno me he puesto mi traje amarillo palabra de honor tan cuqui, ay calla, calla que se me notan las marcas del bikini , bueno que más da, no hay que ser tan críticos, que ni el martes trece es tan bueno ni el catorce de febrero tan bonito.

art-fashion-funny-guy-Favim_com-908200

a-last-goodbye-kiss.tumblr.com

 

Los Rodriguez.

beautiful-boss-cute-make-up-fashion-Favim_com-782443

Vale, muy bien está que, a tu pareja no tengas porque contarle todo ni decirle que tienes doble personalidad; una cuestión es ésta y otra muy distinta la de ser entre semana un hombre ejemplar bien educado y avenido, y otra diferente es sufrir una metamorfosis cuando llega el ansiado fin de semana estival y tu núcleo familiar se marcha de vacaciones y el presunto ser humano sacrificado y devoto al gin tonic se queda en la ciudad trabajando adquiriendo otro rol, para probablemente, más adelante, poder ir él.


Y es que en las grandes ciudades, con la llegada de la época estival aparece en escena una nueva especie autóctona que ha invernado durante una larga época oculta y sale de su letargo para actuar en collera con nocturnidad y alevosía con un único objetivo: atrapar a sus presas… aunque sólo consiguen asustarlas: los Rodríguez, y no, no es un grupo musical.


Son esos hombres que se quedan huérfanos de su núcleo familiar y entran en una especie de hecatombe personal de creerse automáticamente que son los tíos más irresistibles, los más intelectuales, y los más guaperas. Por el amor de dios y por salud medioambiental, señores, cuídense mucho que os tenemos identificados.

Si además sois sota, caballo y rey. Empezando por los estilismos propios, con esas camisas imposibles, que a falta de toque femenino es el yo me lo guiso yo me lo como, con esas rayas mal planchadas que acaban pareciendo curvas en espiral; esas tonalidades flúor cual señalización de carretera o esos estampados ‘animal print’ formando una interacción perfecta con las palmeras del garito en cuestión.

Pero es que además no podemos entender cómo estás tan tranquila con tu amiga tomándote un sorbete inocentemente y llega la collera a interrumpir tu conservación empeñándose en darte consejos sobre bebidas destiladas, el calor que hace o qué mala está la cosa, que para crisis en esos momentos, chato, la mia, y nerviosa. Y es en estos momentos de mi vida cuando una frase se me viene a la cabeza: por qué una chica tan encantadora como yo tengo que soportar estas cosas.

Esas conversaciones extremas que son tan planas como el talón de un pie, basadas en saber nada de nada sobre la vida cotidiana y de lo que sale en la tele, a no ser que, claro, si estos sujetos llevan un coche con un alerón, te hablen de balances y gráficos. ¿Perdona?, he salido para pasar un rato agradable, no para tenerme que auto-medicarme en medio de la noche.

Y colorín colorado esta noche se ha acabado con la pregunta del millón: ¿estáis casadas?, a lo que respondemos “NO”, y ante lo que esta especie estival iluminada ,sentencia : “Si os casarais, podríais dejar de trabajar y estaríais en vuestras casas hechas unas señoras”. Es en este punto cuando pienso que algunos hombres pueden ser nuestros peores enemigos

Lo que si os digo es una cosa que tengo muy clara. ¿Qué sería un verano sin los rodriguez, los gin tonic y un buen …()… resfriado del aire acondicionado? Y el orden es lo de menos. Sed felices y menos buenos.

ecard-ecards-funny-ecards-life-Favim_com-851139

Dedicado a Los Rodriguez y sus conquistas. Sin ellos el verano en la ciudad seria como un pastel sin guinda.

Sigueme en @nomentiendas y fan page https://www.facebook.com/home.php#!/silviadecarrionblog?fref=ts

Fotografiasfbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net// sassyecards.com

Operacion bikini al revés.

xcupcakecorpse.xanga.com

Para no perder la costumbre y no defraudarme a mí misma, este año he empezado la operación bikini al revés, o sea, ganar kilos de forma saludable y no perderlos, que pierdo antes las llaves que los kilos, que ése es mi sino y con eso tengo que vivir.

¿Que mi chico me ve un poco rellenita? Le contesto que “eso es el metabolismo que me ha cambiado”. Aunque tenga 38, me sigue cambiando, una misma tiene que creérselo, ¿no? A estas alturas de la vida a quién vamos a engañar. Si a mí todos los veranos no es que me coja el toro: me coge el toro, la vaca y los sanfermines entero. Dónde se ha visto llevar un control de peso anual, pero qué estrés, si además me peso y siempre achaco el aumento a la ropa, que pesa un kilo de más, a la retención de líquidos y al desayuno de esa mañana.

Y es que todos los eneros empiezo igual, no pasar de los 50, pero no de años, sino de kilos, que esa idea romántica de comer y no engordar dura dos años en la vida de las personas; es como un caramelito que te ponen en la boca y te lo quitan, que por mucho que te pongas la foto de perfil adolescente con huesos como caderas en la puerta de la nevera no vas a dejar de comerte el cuarto y mitad de chóped que está en el cajón.

Que mira que me lo dijo mi amiga Puri, vamos a empezar a comprar vegetales, algas y productos fermentados que si no en julio vamos a dar pena. Pues hija Puri, cuánta razón, que voy a puré en las fechas que estamos todo el dia y lo único que me notan es la cara de acelga que se me ha puesto. Esto no es vida. Esto es un sinvir.

A mí la época chic vegetariana me dura lo que tarde en pasar por una pollería, o una bollería, en la que antes de pagar ya me he metido el donut en la boca, saciando el desbarajuste que tengo, que para mí esa es mi dieta, que no nos enteramos: no comer nada en todo el dia cual mártir, pero comérmelo todo en un arrebato.

Total, a modo de resumen. Que si el año pasado me quedaba el bikini clavado, este año se me clava por todos lados, menos mal que me queda el triquini, que disimula más, que ése me hace como dice mi amiga Puri, un cuerpazo, que de lejos parezco una tarta de Santiago, y estoy para comerme.

Súper- soltera.

www.tumblr.com

Si me hago una comparativa con el resto de personas que acuden en masa a comprar a un Super un sábado cualquiera, yo soy la solterona. Y de las buenas, de las solteras de las de verdad. Que aunque me imitase a mí misma no me saldría tan bien.

Hay ciertas etapas en las edades de la mujer que, sinceramente, son telas de chungas. Es ese periodo temporal en el que, una de dos, o te pones a cenar tu sola cual vecina ida de olla haciendo un simulacro de su hipotético revolcón, inspiración vía ‘La ventana indiscreta’, o te armas de valor, te pones tu conjuntito más cutre, con gafitas y cola incluida, y te lanzas al super porque esa noche te apetece a ti cenar bien. Sola, bonita, pero es  tu noche.

Y ahí estas tú, que vas al super con la cabeza muy alta y la dignidad muy baja, al pasillo de los singles, el de los congelados y precocinados, ese en el que tu entrada triunfal en el mismo es directamente proporcional a las probabilidades de cruzarte con don Perfecto y doña Perfecta; esa joven pareja, de compras, que hasta el carrito hace juego con la sudadera de él.  Ellos son dos, y tú eres uno.

Y no me digáis que, por mucho que huyas de ellos, a los branyolines del super de barrio te los vuelves a encontrar, ella en tacones y tú en botines, ella es guapa, y tú te sientes guapa a tu manera, o sea, fea. Y esta situación se repite a lo largo de todo el circuito. Corre, porque tu mundo interior está a punto de desmoronarse cuando si tu compra estrella se reduce a pienso para cachorros, hamburguesas congeladas, tampones  y tetrabrik de leche individual, y  eso es lo más parecido a una cena para dos, cuando mires la de la parejita (vino, queso y velas perfumadas para la casa) te entran ganas de vomitar.

Y si no te das por satisfecha, cuidadito al salir, porque probablemente una simpática azafata te ofrecerá un cupón para un viaje para dos, así que a partir de este momento tienes dos opciones: morir de hambre sin pisar nunca más un Super, o echarte novio, que nadie te lo quite e irte a comprar los sábados con él la cerveza para que él se la beba en el partido del domingo.  Valiente mamón  el tío.

PD Dedicado a  Sevilla Trendy. !!!

Me voy de cóctel.

Un cóctel puede ser una velada deliciosa o puede convertirse en una auténtica gincana por aquello de las pruebas y obstáculos que has de superar. Con suerte puede ser una de esas noches delirium tremens que difícilmente podrás olvidar en mucho tiempo. Para empezar hay una especie de histeria colectiva relativa al dress code, si hay que ir de corto, tú vas de largo y si vas de largo cuando tenías que ir de corto, resulta que acabas en pantalones.

Una de las cosas que más puede llegar a molestar es pegarte el curro en cuanto al outfit se refiere y antes de que a alguien le dé tiempo comentar lo guapa que estas aparece otra más joven más delgada y más guapa con tu mismo estilismo pero mejorado. Bien señores empezamos bien, porque como dice mi amiga Rosa, “ni se te ocurra” preguntar a tu pareja a quien le queda mejor, porque te contestara diciendo: “A ti,amor, no me hagas mentir”. Verídico.

Tema a informar a los señores paisajistas de cualquier lugar para celebraciones, por favor, que acabamos jugándonos la vida con un material asesino, el césped. Señores, el tacón es un elemento tan necesario como útil del calzado femenino que al entrar en contacto con la hierba provoca una reacción lo más parecida a, como pegarse un jardazo de pie, o lo que es lo mismo, que acabamos como el Titanic, hundidas. El césped monismo acaba cual campo de minas rociado con el olor a réflex. Ambientazo.

Muy importante y una conducta a evitar, es ir sin comer, asi que por el amor de Dios,  acudir a tan elegante evento con el estómago lleno, por el contrario convertiremos nuestra apacible velada en un “busca y captura de la croqueta fría”, si es que te dejan algunas, claro. Evitar lanzarse a la bandeja de canapés cual piraña al color de la sangre y encontrar un punto de luz adecuado a nuestra vista, para evitar confundir, la cestita de hojaldre de jamón con las bolas de queso de roquefort que harán de nosotros una halitosis andante.

Y para ir terminando, un tema bastante peliagudo es el alcohol y sus derivados, porque es muy fácil llegar acelerada a estos suntuosos fastos, y querer bebértelo todo en tres minutos cual rosco de pasapalabra. Señores por favor decoro y disciplina, que hay gente que se hace toda la gama de colores en bebidas y cuando te das cuenta se están bebiendo tu copa y encima te dice, ¿ah pero era tuya? Puedes acabar tirada en la piscina y escuchando,” la borracha se ha caído”.

Y como colofón, momento baño que te tienes que cruzar las dimensiones de medio campo de futbol, esperar una cola que la del Inem, y tener que aguantarte con apenas entrar, desabrocharte la faja, tener que volver a salir, aun con las ganas para tener que volverte a cruzar otra vez el camino de vuelta y tener que decir, en tan selecto circulo, “perdone, pero es que no hay papel, ¿no tendrá por ahí un rollo?. Y colorin.

silvia9

Silvia de Carrion, Fotografia Juan Delgado .

No olvides!

@nomentiendas www.beautyandactuality.com

 

Momento maleta.

shinyweather.tumblr.com

Me voy de viaje, tengo que hacer la maleta es cuestión de vida o muerte.

Por más que lo intente entro en una cuarta dimensión cada vez que tengo que preparar una, empiezo con una pequeña, la complemento con otra grande y termino por llevar tres. Parece que esté tirado pero no lo está.

Cuando la voy a cerrar es sangre, sudor y lágrimas. Acabo sentada encima para que cierre y ni por esas, es cuando me doy cuenta de que hay algunos momentos en la vida en los que llorar es humillante, ridículo, y  patético, y este es uno de ellos. Si más intento calmarme, más pone en evidencia el bochornoso esfuerzo que he hecho y no ha servido para nada.

A ver, que simplemente nos vamos de viaje, un fin de semana de relax por desconectar que valdría dos muditas, unas chancletas, cepillo de dientes algo de abrigo, unos tacones y un básico negro y para de contar y ya he contado demasiado.

Pero no, conforme vamos haciendo las maletas nos imaginamos que si no te llevas una prenda no te lo vas a pasar tan bien, y asi  a medida que vas metiendo prendas que ni siquiera te acordabas que tenias, te vas imaginando lugares que probablemente es que ni vayas a ir, pero tú por si acaso, echas de todo, pero al final ni vas a la fiesta, ni tienes ese reencuentro, ni vas a una barbacoa, ni haces deporte ni tienes sexo ocasional, entre otras cosas, porque no te da tiempo de hacer de todo en 48 horas.

Por mucho que pretendamos es imposible un outfit para cada ocasión, ir de viaje tendría que ser una experiencia emocionante que esperamos con ilusión y no el avance de cambio de temporada de unos grandes almacenes en tu maleta. Asi que como consejo personal, evitemos los por si acaso esas prendas que metemos para situaciones hipotéticas que nunca se producen, porque además tienen en efecto contrario, te llevas un total look playero y acabas en un viaje sorpresa en un hotel de hielo, te llevas cinco pares de tacones y acabas haciendo senderismo. o te curras al máximo el outfit de fiesta y acabas en un spa en medio de la nada con el bañador abuela cedido por la direccion del Balneario en cuestion de la tercera edad.

Si no somos expertas con las maletas evitemos los viajes sorpresa del novio que nos quiere encandilar, porque entre otras cosas nunca acertaremos ,te pones a guardar cosas en una maleta enana a punto de explotar y acabas como una delincuente metiéndole cosas en la maleta de tu chico a escondidas, cosas inútiles pero que no puedes vivir sin ellas, (¿pestañas postizas en el campo, quizas?)

Asi que no sé qué es peor hacer o deshacer la maleta, porque cuando llegas al destino, ves la cantidad de cosas que llevas que no te sirven de nada y te acuerdas de las que has dejado con una mala leche que te puede amargar el viaje y te quedas con un disgusto que para qué.

Pero es que nadie nos entiendes, que aunque nuestro destino sea un hotel rural donde el pastor perdió la oveja y donde canta un gallo por las mañanas, no sin mi plancha del pelo ni mis tacones, que nunca se sabe dónde puede estar un caza talentos o un paparazzi. ¿O no?.

 

Silvia de Carrion. www.beautyandactuality.com

Silvia de Carrion.
www.beautyandactuality.com

No olvides! @nomentiendas  y www.beautyandactuality.com

 

Boda impar.

Horror, me han invitado a una boda y no es que no sepa que mierda ponerme, es que no se con quién ir, y más horror aún no se en que mesa me van a sentar, soy ese numerus clausus impar, colgado, indeterminado, perdido y olvidado de las mesas de los solteros de las bodas.

Por el amor de Dios amigos futuros casaderos, tengan piedad con nosotros, los impares que quedamos coleando sin acompañante, y ahora que es época de bodas y bodorrios admitan unas breves sugerencias antes de ponernos a todos los singles cual termomix a presión juntos cual experimento y a ver lo que sale.

Si ya de por si nos cuesta trabajo acudir a tan afable evento donde expones públicamente tu incapacidad para tener o mantener pareja, y donde es el lugar perfecto para que te recuerden que vas sin acompañante a un acto donde se unen por amor dos personas y a ti, pues que te den.

Empezamos por las vestimentas singulares de las solteras y solteronas entre las que me incluyo, de las jovencitas vestidas de señoras y las señoras de jovencitas, por más que lo intentemos seremos las últimas del Gin Tonic de toda la boda en la mano.

Claro que, con suerte que no la vas a tener,no nos sentaran con el plomazo del amigo solterón del novio que va a todoloqueda y ya en la iglesia es tu mochila para el resto de la noche, y el gracioso de turno que tiene cero sensibilidad hacia la sicología femenina. Horror, te ves en la celebración sentada sin poder moverte y flanqueada por ellos dos.

Lo bordas si te sentaran y date con un canto en los dientes con el simpático amigo de la novia, jartible de los chistes donde los haya, espécimen curioso que no parara de hablar y ya no sabes si te está contando su vida, una milonga y que te enseña a cómo usar el humor como método útil en una boda y como ser la peor táctica de acompañamiento.

Paralelamente tenemos como ejemplos a varios sexos, contando jugosas anécdotas personales  de sus interminables relatos de relaciones desastres, la historia del novio que está casado que nunca se divorcia, la del amante que no quiere compromisos y está en otra mesa con su actual pareja, o la del ligue que pensabas chollo y que  vive con la madre .

A ver, que todo el mundo atravesamos fases de reiterativo patetismo y nostalgia, pero no hacen falta que un evento feliz como es una boda nos amarguen el festín, así que como consejo, deberían existir dos mesas de solteros, los impares por decisión propia y la de los impares despojados de la humanidad, ya que aunque las anécdotas individuales como discursos emocionales en este tipo de celebraciones, son habituales no siempre tienen que ser  necesarias.

Asi que para no dar lugar a equívocos , estoy a favor de las bodas, de la caducidad de las tostadas con corazón de mermelada de fresa a los tres meses siguientes , incluso al compromiso, pero por favor reivindico una mesa de impares que al menos, cuando termine vuestra boda, seamos todos pares y seamos nosotros los que comamos perdices. Feliz primavera y mucha suerte en el amor.

Relato escrito para la revista Southchic nº 10. Muchas gracias.

 

Silvia de Carrion. www.beautyandactuality.com

Silvia de Carrion. www.beautyandactuality.com

Rubias

 


gregorykooks.tumblr.com

Yo era rubia de pequeña, lo confieso, ya de mayor,me lo he inventado. Y ahora me he convertido en una de esas rubias que acompaño mi larga melena al ritmo de mis tacones. Intento ser una rubia que no soy rubia, que presume de una soleada caballera aunque mis oscuras raíces muestren todo lo contrario.

Bueno,¿ y qué? Para algo se inventaron las mechas californianas, no es que estuviera de moda, es que señores, cuesta un huevo ir cada dos meses a la peluquería a teñirte, seamos honestas, que te pones tus mechas ideales y a las tres semanas tienes la A47 para eso llevas rubias solo las puntas y te crees que vas entera.

Y luego esta falsa creencia de que somos todas tontas, y esa lucha interior de querer demostar nuestra inteligencia. Que si, que quedamos muy bien en el descapotable, pero ¿quién no te dice que el descapotable es nuestro?.

No es que seamos tontas es que nos lo hacemos, y si no que se lo digan a las rubias que insisten en ser rubias sin saber que ese don de la madre naturaleza se le concedió durante los tres primeros meses de vida y lo quieren alargar veinte años más, a ver, que está muy bien, pero si cuando tu piel, o tus ojos provocan una horrible sensación de contraste , porque simplemente, las tonalidades se matan  con ese rubio platino chillón, lo aconsejable es que, simplemente, cambies de color.

Después otro tema son los peinados propios y exclusivos ¿solo para rubias?, pasamos del  tipo rubia-reflejos pelo-planchado extraliso maximo  al otro exteremo, como es el lleno de blondas en bucles caída en espiral, no tenemos término medio, y si por fin si lo llevas de un modo natural es que lo tienes de un tono rubio oscuro y eso es porque en realidad es de color castaño.

En fin que pese a quien le pese, la verdad es que nunca llueve a gusto de todos, y las que llevamos el pelo rizado lo queremos liso, y las que tenemos el pelo liso, nos lo enredamos, y las que nos teñimos entera, mentimos,con que solo nos hemos dado  unos reflejitos… y si eres rubia con mechas, querrás ser de cabello claro y hacerte la loca.

Y donde se ponga a esa rubia poderosa que conquista al mundo con un plaf plof de su pelo, de un lado hacia otro, al ritmo que marcan sus tacones, y aunque se casen con otras, que se quite los demás, porque no se puede ser tan rubia, sin ser yo nada de eso.

silvia de carrion

Silvia de Carrion. www.beautyandactuality.com

No olvides !@nomentiendas, www.beautyandactuality.com